in out of context |

Hoy las orejas sólo son algo para perforar y llevar pendientes

«En el pasado, teníamos a veces alguna que otra palabra a favor de estos sentidos inferiores: por ejemplo, podía decirse de alguien que sus orejas eran fukumimi (orejas de buena suerte). Pero hoy las orejas sólo son algo para perforar y llevar pendientes, y no mucho más que eso. (…) En paralelo al agrandamiento de los ojos —hasta llegar incluso a tamaños absurdos—, las orejas, la nariz y la bocan deberían ir achicándose en la misma absurda proporción. (…) Muy pronto, podríamos encontrar algunas manga (historietas) en las que los ojos ocupen más de la mitad del rostro. ¿Está bien —piensa usted, estimado lector— que el ser humano del futuro proceda en esa dirección?».

Karada: El cuerpo en la cultura japonesa, Michataro Tada.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Comment

Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.