En los brazos del lívido conde Drácula

«Una mujer no puede amar las cicatrices del monstruo de Frankenstein, ni los vendajes gusarapientos de la momia, ni la pelambrera silvestre del hombre-lobo; pero cae de buen grado, a sabiendas de las terribles consecuencias, en los brazos del lívido conde Drácula».

Santiago R. Santerbás, Prólogo de La muerta enamorada de Théophile Gautier, Ediciones Hiperión.

Tras la pista de Nicolas Winding Refn y John Waters

Veo tantas películas y series que a veces llega un momento en el que ya no sé qué ver y acabo tirando de lo que ven otros, o más bien de lo que recomiendan ver o afirman adorar. Este año he empezado con dos listas: las diez películas preferidas de Nicolas Winding Refn de The Criterion Collection y las diez mejores películas de 2012 según John Waters (algunas son de 2011). De las que menciona Refn, he visto ya unas cuantas años ha, de las de Waters ninguna.

El combinado inicial fue nouvelle vague japonesa (Tokyo Drifter, 1966) versus melodrama descoyunturado (The Deep Blue Sea, 2011). Ganó Tokyo Drifter, por ser una deriva yakuza-western-vanguardia sesentera en la que el matón protagonista hasta se arranca a cantar bucolicamente en medio de las montañas nevadas. The Deep Blue Sea es algo mucho más sobrio, un melodrama clásico pasado por una ligera fragmentación postmoderna.

Más allá de mis preferencias personales, lo llamativo de cómo se abren ambas listas es que uno se puede imaginar perfectamente tanto a Winding Refn como a Waters adorando sus respectivas elecciones. Por un lado, tenemos la modernidad, los colores saturados, la música pop, la violencia y el existencialismo, incluso el nihilismo. Si Drive (2011) de Winding Refn es Albert Camus en Los Ángeles, Tokyo Drifter es Albert Camus en Japón.

Lo de Waters es, a falta de otra expresión mejor, harina de otro costal. No es que The Deep Blue Sea tenga mucho que ver con el cine de Waters, es que Waters tiene ese punto de gay de bigotillo, batín y pipa que envidia a las señoras sufridoras de los melodramas de los años 50. El propio Waters lo admite, diciendo que viendo The Deep Blue Sea “desearías querer suicidarte por culpa de alguien que no te quiere” (Numerocero), igual que el año pasado decía sobre Mildred Pierce (la serie de Todd Haynes, otro gay aficionado a los melodramas) que “desearías ser una mujer con problemas” (First Showing).

The Deep Blue Sea me parece digna, pero pertenece a un tipo de fantasía melodramática femenina [¿existe el melodrama masculino?] que por alguna extraña razón solo sale del universo gay masculino (Terence Davies, el director de The Deep Blue Sea, también es gay). Aunque no tengo nada en contra de este arquetipo cinematográfico, me resulta muy ajeno [y que conste que soy muy fan de Haynes, quien resucitó el melodrama digno, pero mi adoración viene de razones totalmente ajenas al melodrama].

La segunda ronda fueron La battaglia di Algeri (1966), por parte de Winding Refn, y Killer Joe (2011) por parte de Waters [no es la segunda de la lista, no las estoy viendo en ningún orden concreto]. En este caso, también me quedo con la elección de Winding Refn.

La battaglia di Algeri de Gillo Pontecorvo es una historia sobre colonialismo, terrorismo y, como diríamos hoy, activismo y guerrilla urbana. Al parecer, las tácticas que explica fueron copiadas por las Panteras negras, el IRA y el JKLF, y era la película preferida de Andreas Baader (Baader-Meinhof) (Wikipedia). A día de hoy, uno puede sacar de la película más de uno y dos paralelismos con la situación actual en Oriente Medio. Como era de esperar de Pontecorvo, los ‘buenos’ son el Frente de Liberación Nacional, no los franceses/occidentales.

Añado un apunte sobre el trasfondo político de la historia, por si estáis interesados en lo que explica. En una escena de la película, se menciona a Jean-Paul Sartre, lo que me hizo recordar la serie de documentales The Trap: What Happened to Our Dream of Freedom de Adam Curtis, donde se explica muy bien cómo surgieron este tipo de movimientos y qué pinta Sartre en el asunto.

La battaglia di Algeri, al contrario que Tokyo Drifter y el cine de Winding Refn, no es nada colorista (es en blanco y negro) ni pop (aunque haya música pop), pero la modernidad, la violencia y el existencialismo siguen presentes. También está muy presente el sonido/música, que, aunque es algo supuestamente importante en todas las películas, muchas veces no deja de ser un adorno tópico. Para Winding Refn, la música/sonido es fundamental, igual que lo es en Tokyo Drifter y en La battaglia di Algeri.

De Killer Joe de William Friedkin no sé muy bien qué pensar. Aquí sí hay elementos del cine de Waters: pueblerinos cutres, conductas sexuales extrañas, humor negro, etc. Aunque, según Waters, es más Russ Meyer (Numerocero), y en cierto sentido lo es. En cualquier caso, es una película bastante prescindible de la que solo salvaría algún momento en el que roza lo absurdo.

Curiosamente, Friedkin enlaza a Waters con Winding Refn, porque en este universo todo está conectado… No es que Winding Refn mencione a Friedkin en su lista, pero Drive bebe manifiestamente de To Live and Die in L.A. (1985), un thriller de Friedkin muy ochentero y mucho más interesante que Killer Joe [de hecho, diría que fue lo último realmente interesante que hizo Friedkin].

La siguiente sesión doble podría ser Dreyer/Haneke, aunque he visto Vampyr (1932) varias veces y Amour (2012)… Digamos que Haneke puede inspirarme tanto fascinación como ira o indiferencia.

Is this what love feels like?

“Chemistry deals with the reactions between elementary forms of matter. Separate the elements, and you negate the reaction. (…) when some chemicals mix, they combust, and explode. (…) When some elements come together, they create a reaction that can’t be reversed. They transcend chemistry.”

Dexter, Chemistry (episode 7, season 7)

Cosas que veo

Un día de estos estaba pensando que no escribo jamás sobre lo que más hago, que es ver películas y series a cascoporro. No es algo que haga ahora, es algo que he hecho siempre. De pequeña, un año se me ocurrió ir apuntando todas las películas que veía, y a final de año la lista pasaba de 365. Ha habido épocas en las que si tenía dinero iba al cine todos los días, salía de una sesión y entraba en otra. Luego llegó Internet y ya os podéis imaginar…

Lo que me fascina no es la imagen en sí, lo tengo claro porque jamás me han interesado demasiado ni la fotografía ni el diseño gráfico, por nombrar otras dos disciplinas visuales. Tampoco es algo que tenga que ver con la imagen al servicio de la narración, nunca me han llamado mucho los cómics, por ejemplo, y me engancha tanto el cine narrativo convencional como el cine abstracto y experimental. También tengo claro que no está relacionado con el registro, la documentación de lo ‘real’ o ‘ficticio’, porque nunca me ha atraído el cine documental. En cualquier caso, está claro que hay algo ahí que me captura poderosamente.

Me enamoro de géneros, estéticas, actores, directores, personajes, épocas, temas… Este año empezó enamorándome de Sherlock, Steven Moffat, Irene Adler y Benedict Cumberbatch; luego me enamoré de Drive, de Ryan Gosling por tercera o cuarta vez, de Nicolas Winding Refn; de las persecuciones de coches; de Bronson y Tom Hardy; de Norman McLaren, como todos los años; de Robin Hood, Errol Flynn y las películas de piratas; de películas que he visto docenas de veces, como Dracula, My Own Private Idaho, Singin’ in the Rain, Thanatopsis, The Pillow Book o Forgetting Sarah Marshall; de Jason Segel; de How I Met Your Mother otro año más; de Komposition in blau; de las comedias americanas de instituto/universidad; de Hitchcock otra vez; de Ub Iwerks; de Indiana Jones otra vez; de Kick-Ass; de Don Ritter; de mis queridos Aki Kaurismäki, Guy Sherwin y Guy Maddin; de The Day of the Locust; de Chuck Jones; de The Driver; de Game of Thrones; de To Live and Die in L.A.; de Scott Fitzpatrick; de An American Werewolf in London; de Black Mirror; de Oona Chaplin; de Mila Kunis; de Tipping the Velvet; de las series de la de la BBC, Channel 4 y Sky; del vídeoclip de Oliver Brand para el tema de Senking V8; de…

Hoy me he enamorado de Hit & Miss, de su creador, de su guionista, de sus directoras, de su director de fotografía; de los campos de Manchester, de esos cuatro niños, de los asesinos a sueldo transexuales, de… y de… y sobre todo de Chloë Sevigny una vez más y de Jonas Armstrong por primera vez.

Hoy me prometo a mí misma ver con más tranquilidad y escribir más sobre lo que veo, o sobre lo que amo.

92 Films I Like in Alphabetical Order

This afternoon I wrote this list with 92 films that I like to make a short video.

01. A History of Violence
02. A Simple Plan
03. A Zed & Two Noughts
04. After Hours
05. Alphaville, une étrange aventure de Lemmy Caution
06. Arrebato
07. Back to the Future
08. Barton Fink
09. Blow-Up
10. Body Heat
11. Bubble
12. Buffalo 66
13. Cotton Club
14. Crash
15. Crimes and Misdemeanors
16. Cry Baby
17. Charade
18. Dangerous Liaisons
19. Dead Man
20. Dersu Uzala
21. Die Hard
22. Down by Law
23. Dracula
24. Drive
25. Drowning by Numbers
26. Ed Wood
27. Everyone Says I Love You
28. Exotica
29. Fear and Loathing in Las Vegas
30. Ferris Bueller’s Day Off
31. Fight Club
32. Forgetting Sarah Marshall
33. Godfellas
34. Half Nelson
35. Heathers
36. Hedwig and the Angry Inch
37. Indiana Jones and the Last Crusade
38. Indiana Jones and the Temple of Doom
39. Kick-Ass
40. L’année dernière à Marienbad
41. L’atalante
42. La pianiste
43. Lars and the Real Girl
44. Leningrad Cowboys Go America
45. Looking for Mr. Goodbar
46. Lost Highway
47. M. Butterfly
48. Manhattan Murder Mystery
49. Match Point
50. My Beautiful Laundrette
51. My Own Private Idaho
52. Mystery Train
53. Night on Earth
54. North by Northwest
55. On connaît la chanson
56. Paris, Texas
57. Peeping Tom
58. Persona
59. Point Break
60. Raiders of the Lost Ark
61. Rashomon
62. Schizopolis
63. Secretary
64. Seven
65. Sex, Lies and Videotapes
66. Simple Men
67. Singing in the Rain
68. Some Like it Hot
69. Splendor In The Grass
70. Star Wars
71. The Adjuster
72. The Age of Innocence
73. The Belly of an Architect
74. The Brown Bunny
75. The Conversation
76. The Cook the Thief His Wife & Her Lover
77. The Empire Strikes Back
78. The Imaginarium of Doctor Parnassus
79. The Last Seduction
80. The Living End
81. The Matrix
82. The Moderns
83. The Pillow Book
84. The Princess Bride
85. The Social Network
86. The Usual Suspects
87. Three Colors: Red
88. Underworld
89. V for Vendetta
90. Velvet Goldmine
91. Walkabout
92. Zodiac

Watchings

Half Nelson (2006)
Ryan Fleck

Lars and the Real Girl (2007)
Craig Gillespie

Sound of Noise (2010)
Ola Simonsson, Johannes Stjärne Nilsson

The Shock Doctrine (2009)
Mat Whitecross, Michael Winterbottom

How I Met Your Mother, Seasons 1-6 (2005-2011)
Carter Bays, Craig Thomas

Forgetting Sarah Marshall (2008)
Nicholas Stoller

True Blood, Season 4 (2011)
Allan Ball

The IT Crowd, Seasons 1-4 (2006-2010)
Graham Linehan

Drive (2011)
Nicolas Winding Refn

Another thing to learn about tears

“I’m supposed to cry and all that junk, but I’m pretty sure I’ve cried all the tears I had out of me by now. The last time I cried was at grandma’s funeral (…) and that’s when I figured out that tears couldn’t make someone who was dead alive again. There’s another thing to learn about tears: they can’t make somebody who doesn’t love you anymore love you again. It’s the same thing with prayers, I wonder how much of their lives people waste crying and praying to God, trying to make things that happened unhappen. If you ask me, the devil makes more sense than God does, I can at least see why people would want him around: It’s good to have somebody to blame for the bad stuff they do.”

The United States of Leland

Hedgehog’s dilemma

“The hedgehog’s dilemma, or sometimes the porcupine dilemma, is an analogy about the challenges of human intimacy. It describes a situation in which a group of hedgehogs all seek to become close to one another in order to share heat during cold weather. They must remain apart, however, as they cannot avoid hurting one another with their sharp quills. Though they all share the intention of a close reciprocal relationship, this may not occur for reasons they cannot avoid.”

Wikipedia

Watchings

Fringe, Seasons 1-2 (2008-2010)
J. J. Abrams, Alex Kurtzman and Roberto Orci

• Человек с киноаппаратом / Man with a Movie Camera (1929) [watch]
Dziga Vertov

• Singin’ in the Rain (1952)
Stanley Donen and Gene Kelly

• The Ghost Writer (2010)
Roman Polanski

• El Abecedario de Gilles Deleuze. A de Animal (1988) [watch]

• Some Like It Hot (1959)
Billy Wilder

• Dog Day Afternoon (1975)
Sidney Lumet